Eclipse es el tercer libro de la saga.

Victoria, la vampira que después de la muerte de James busca venganza y quiere tener a Bella, crea un ejercito de neófitos, vampiros recién convertidos que se mueven por impulsos. Uno de sus vampiros entra en la habitación de Bella mientras ella no está para que todos los neófitos reconozcan su olor. Al darse cuenta la familia Cullen y los hombres lobo quieren defender la vida de la chica y acaban haciendo un pacto para ayudarse en la captura de los neófitos y Victoria.

Jacob al saber que después de la graduación Bella será una vampira, se enfada y le confiesa los sentimientos que siente por ella y al largo del libro ella se ve obligada a escoger entre el vampiro o el hombre lobo.